martes, julio 08, 2014

Aigualexos


Impúdico indigete. Árbol antropomórfico


1 comentario:

Lady Blue dijo...

Un día me contó mientras estaba recostada a su lado de lo que añoraba el pasado. Cuando puse mi cabeza en su sublime porte, sentí como me hablaba, como me susurraba al oído memorables historias. Pero la que más me gustó de todas ellas, fue la de una dulce niña que cada día lo visitaba. Se cobijaba bajo sus ramas en los días de calor y le leía un cuento...