lunes, marzo 10, 2014

Adiós a todo esto



…incluso el pensamiento más puro se denosta, advirtió Hermann  Hesse ;  Goodbye to all that,  escribió después Robert Graves.
Alguien sin voz recitó: seremos tú y yo; será todo aquello que soñamos.
Todo encierra un final incluso la historia que creíamos maravillosamente  interminable, incesante. Todo aquello que surgió de un modo insospechado, se agota asimismo de otra forma inesperada.
Entonces, uno solo puede desembarcar en la orilla de la obviedad: todo, germina, se acrecienta y se extingue. No sólo lo tangible sino lo que es incorpóreo, lo inefable. Expira el gozo y perece, también, la tristeza en la región del nunca jamás.  Bonjour Tristesse. La dolce vita. 

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre tuviste un ramalazo nostálgico, Jojo y Rita, digo, Conde.
Vamos a tirar de la carreta hasta que no quede camino...
Fran Planchuelo, con afecto.

Conde de Galzerán dijo...

Etapas biológicas, estimado Fran. Quizás, sólo se trata del anhelo de estar en otra parte, de que unos sentimientos, unos juegos del espíritu –seguramente sublimados- puedan superar la temporalidad y la finitud que el tiempo ha abolido y hacerlos regresar no se sabe donde. Trillar, apropiarse de la esencia, moribunda, de lo que en una ocasión existió y pudo seguir siendo. Y sí, pese a todo, es dulce seguir empujando los días.

un abrazo.

Antonio Martín Bardán dijo...

Espero, amigo Conde, que esto no signifique que abandonas y que no vas a escribir más...
Curiosamente, en mi último escrito ("El violín del aire"), hablo de un tema muy similar, que me gustaría que leyeras.

Un abrazo.

Conde de Galzerán dijo...

No, no, Antonio. Ese “Farewell” esta dirigido a un especifico ciclo vital. Escribir es lo único que sostiene mi mundo cuando la situación se hace insoportable, como también declaraba Graves.
He revisitado tu Cuaderno, y en efecto parece que de un modo casual ambos zanqueamos por bulevares similares,

Abrazo

Anónimo dijo...

Querido Conde,
de las cenizas de lo extinguido pueden surgir y resurgir un sinfín de veces, ilusiones, esperanzas, éxitos y mucha belleza.
Minyoneta