lunes, noviembre 08, 2010

Green, Green, Grass of.....


Nutriéndome. Creciendo. Con seguridad, sin destino conocido. Acaso a ninguna parte. Pero, por de pronto, he refutado con alguien el método, la ideología, sobre la dirección de actores en el cine. Ese tema era algo que me preocupaba seriamente en tiempos pretéritos .Por tanto, ante la inanidad de mi around, había desarrollado mi propio postulado. Mi propio procedimiento. Veo con satisfacción, que sin saberlo, coincido con Tarkovski; se lo leí decir hace unos meses atrás en su diario de cine, Esculpir en el tiempo. Como las cosas no vienen solas, advertí recientemente una entrevista televisiva que concedió Robert Bresson en 1963. Y más de lo mismo. Manifestar algo que ya han dicho o han descubierto otros, sin duda no tiene interés ni mérito alguno. Pero fabricar esa teoría particular que otros enunciaron, sin yo saber que lo habían hecho, posee su minuto de auto-gloria personal. Más si cabe, cuando uno opera de un modo autodidacta, más amigo de Jonas Mekas que del rosario de lumbreras afianzadas; lejos de los academicismos, de los extraordinarias sabidurías y otras ecuménicas cátedras del cine. Productos de esa hipótesis fílmica, se me ocurren ahora, las largas y maravillosas secuencias en primer plano de Margarita Terekhova en el Zerkalo tarkovskiano, y de otro modo, de ésta, - eadem sed aliter- de la franco-sueca Marika Green en Pickpoket de Bresson.

Con dieciséis años, fue su primera película, (eso refuerza la conjetura Bresson-Tarkovski-yo) y sin duda su imagen nos ha quedado como un icono de inocencia, de belleza, y por qué no, de erotismo juvenil del cinema del pasado siglo. Belleza y sensualidad que paradójicamente abandonaba años después, como actriz consolidada, en Emanuelle de Just Jaeckin y la popular escena lesbica con Sylvia Kristel.

Llego tarde para que la Green sea su primera película en mi película. Pero no es grave. Siguiendo (mi) filosofía-dogma, solamente hay que fabricarla o “esculpirla”. Hay muchas “Marikas Green” por nacer.

2 comentarios:

Fran dijo...

Este post rebasa por completo mis conocimientos. Tan solo decir que lo lei y que está maravillosamente escrito. Saludos, cinéfilo conde.

Conde de Galzerán dijo...

Saludos Fran. Y gracias; a ver si paso por tu casa. Un abrazo.