martes, junio 15, 2010

Septijunio





De chico, tuve una libreta de dibujo y un plumier de madera con lápices Alpino. Las páginas del cuaderno estaban divididas en dos fracciones. En la parte superior aparecían unos paisajes coloreados y en la inferior, la misma visión pero sólo los trazos, en blanco y negro. Había que imitar, claro está, los matices de la escena de arriba.

Cerca de casa, hace unas semanas, recorrí casualmente una carretera que cruza el amplio valle. De repente en uno de los flancos, surgió un extensísimo campo de hierba. Era de un verde intenso y brillante; de ella emergían miles de encarnados ababoles. Nunca había apercibido tantos. Las azulinas montañas lejanas, los árboles jalonando la calzada, el prado, las flores, me retrotrajeron al recuerdo de aquel bucólico bloc de antaño.

Hoy, también fortuitamente, volví a recorrer el paraje. Los ababoles seguían lozanos, pero el panorama esmeralda ya no se hallaba. En su lugar había una alfombra amarillenta de forraje seco, pajizo. He entendido que no era sino el augur del estío. Después toda la campiña ha adquirido un tono de gris vehemente y se ha precipitado un recio chubasco. Mi imaginación mentirosa me ha conducido a Septiembre.

Ya en casa, confuso, no he sabido conocer si vivía ya en verano, en Junio o en Septiembre. Septiembre, bajo la lluvia.

5 comentarios:

alfaro dijo...

Esa misma sensación la he tenido la semana pasada, algún día me pareció noviembre por el verde y por el cielo tan gris... parecían colores de noviembre. Tendría que haber un color amarillento en el paisaje y era un color verde intenso, y las carreteras y los prados, anegados de agua.Hasta los pájaros desaparecieron. Cuando tengo estas sensaciones pienso si estaré soñando y de un momento a otro me despertaré en otro lugar.
Un abrazo.

ramon herreros dijo...

Veig que tens anyorança del dibuix, aixi que a veure si t'animes pel taller de juliol, prometo que no faré emplenar de colors dibuixos prefabricats, fins aviat

Bel M. dijo...

Qué hermoso homenaje a las amapolas (¿por qué eres tan malo y despistas llamándolas ababoles?).
Me gusta mucho también cuando describes así, sencillamente. Ahora no recuerdo exactamente qué día pero sí, también uno al salir a la calle que confundí con el inicio del otoño.
Un petonàs.

Antonio H. Martín dijo...

Hola, Conde.

La verdad es que este mes de Junio está siendo muy inusual. Si te pasas por mi cuaderno verás algo de lo mismo.

Un abrazo.

Conde de Galzerán dijo...

Sí, creo que este año el 40 de Mayo está abusando un poco. He visto por ahí que en Asturias la cosa anda algo peor que por aquí. Enfins…un abrazo, Alfaro.




Jeje! .. en això estem. A veure com m’ho “monto”.
Fins aviat, Ramon.



Tres razones amiga Bel .
Una: Tengo tan asociada la palabra amapola contigo, que usarla me pareció robártela.
Dos: Ya conoces mi contumaz inclinación por usar palabras que la mayoría se empeñan en “desusar”.
La tercera: No soy un lobito bueno.

3 petons 3




Un abrazo, Antonio. Voy “pá llá”.