martes, abril 20, 2010

A cold girl will kill me



Hubo un antes donde pude hablarte del rey lagarto;

cuando las sábanas eran prisiones

y olvidaba mi nombre

para arrastrarme por el interior de mi cerebro



Hoy ya mudo,

la playa grita el silencio de tus pezones

y te vigilo con mis ojos de semen;

los que saben como es la sombra de los árboles,

y conocen la senda que conduce a la colina

por donde se huye de leones, perros y forajidos



Ahora que me miras como un pálido sabio

¿Por qué jugamos a juegos extraños?

¿Por qué prefiero las cadenas de tu palacio

y sólo en tus brazos hallo la isla?



¿Por qué ahora dices que viaje contigo,

y me prometes que no me llevarás muy lejos?



Ahora que la luna reposa tranquila

y llega la noche púrpura,

que borrará todos mis sueños.






6 comentarios:

Lena dijo...

Qué difícil es liberarse de esa prisión de tela...

Los brazos una isla...me ha encantado.

Un beso, Daniel Damián!

Bel M. dijo...

Muy bueno este poema de amor/desamor, lleno de antítesis, de rupturas con los clichés, esas promesas de viajes no muy lejanos, de sueños que se borran con la noche.
Un petonàs, conde.
Por cierto, no sé si has visto una entrada de Alfaro donde hace recopilación de algunos de sus poemas y nos ha dedicado uno a sus amigos. Tú tienes uno dedicado, si no recuerdo mal. Te dejo el enlace:
http://alfaro-laciudadsinnombre.blogspot.com/2010/04/tiempos.html

Conde de Galzerán dijo...

Difícil, Lena. Pero más difícil me parece enfrentarse al miedo a la libertad. Uno se desvive por que las cosas sucedan y cuando ocurren uno se lamenta de que haya sucedido, para volver a desear que vuelva ocurrir. Señor! Señor! Que raro me concebiste!.

Un besote.




Pues después de leerlo Bel, y haber reposado unos minutos ya en el blog, atino a recordar, que tiene mucho del poema de Gil de Biezma “A qué vienes ahora, juventud, encanto descarado de la vida?”; quizás pretendía yo decir lo mismo. Será el inconsciente colectivo y atemporal. Será.

Lo de Alfaro, se me había pasado; compruebo que me ha dedicado uno de sus muchos poemas, más preferidos por mi.
Gracias por el toque. Petonassos mil.

Bel M. dijo...

¿Sabes que ese poema es uno de mis preferidos? Y sí, algo tiene, pero claro, igual que tú, tu poema mucho más moderno.
Y lo que le dices a Lena me recuerda a la magnífica expresión nuestra "vol i dol".
Petonassos mil per tu, Conde.

Anónimo dijo...

Lindas las imagenes,no me sorprende tu gusto en la poesia,a veces lo que esperamos es mas sublime que la misma entrega,saludos.

Conde de Galzerán dijo...

Pues te diré, Anónimo, que quién alcanza los espacios de la verdadera entrega, roza al menos, lo sublime.
Bueno, sólo es mi opinión. Gracias por pasar y dejar tu comentario.
Un saludo cordial.