lunes, enero 04, 2010

Azul, azul. Tu último azul



No te quiero recordar en silla de ruedas huyendo hacia la casa que se encumbra en la Collina d’Oro y ya con tu cerebro borrado, atisbando el rostro del lago de Lugano. Azul, Azul.
Por eso prefiero oír decirte aquello que un día, desde lejos, me dijiste: “Puedes tener mi amor. Puedes tener mis sonrisas. Olvida las malas partes, no las necesitas. Solo toma la música, lo grandioso, porque eso es lo mejor que yo te doy “. Y me quedo con el último, tu último blues. Azul. Azul.

Sabes, George, fuíste un gran tipo. Te quise mucho.

8 comentarios:

Bel M. dijo...

Oh, sí! De este fue de quien de pequeña me enamoré.
¡Y he podido entrar en Fanzara, por fin!
Me ha gustado mucho la entrada. Besos, con mis mejores deseos de nuevo para estos y todos los días.

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Hola Bel,me alegro que ya puedas vistarme sin cuelgues.Besos y deseos buenos para ti.

alfaro dijo...

¿Conoces a Lhasa de Sela?
No es una gran voz, no es una gran música, pero es una voz con música que quizá no cante pero canta,

El árbol del olvido TRACK
De cara a la pared
La Marée Haute
Con toda palabra
1001 nights

Acabo de leer en El País su nombre en la sección de Obituario.
Imagino su voz yendo desde México a Canadá, transformándose en ella el sonido, la palabra.

Un abrazo.

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Pues no, no la conocía. Después de tu comentario la escuché por youtube y he leído su reciente óbito. Me gusta la textura de su voz. “El árbol” está muy bien. Tiene algo de Cocorosie –no tan experimental- y algo de fusión de blues-fado-folk moderno. Hay un tema que no mencionas, “Rising”, que también está muy bien.

Gracias por dármela a conocer, Alfaro. Un abrazo

Antonio Martín dijo...

Hola, Daniel.
No sabía que Harrison había terminado sus días en la Collina d'Oro. Me le imaginaba en aquel palacio inglés de los 70', cuando su tema de My Sweet Lord... Pero, bueno, debo decir que siempre fue mi beatle favorito, no sé por qué, quizá por su actitud.
Gracias, Conde, por este "Marwa Blues" que nunca había oído.
Un abrazo.

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Si es cierto, Antonio. Leí la noticia de que Harrison estaba enfermo y que acababa de adquirir Villa Collina d’Oro, la misma mansión que da nombre al Agregado que pertenece a Montagnola. Justo dos años antes, yo visité la Casa Camuzzi, como un sencillo homenaje que le debía al tío Hermann. La nota de prensa me impresionó. Había demasiado azar en aquel hecho. Hesse amó a la India; Harrisón también. Ambos acabaron recluyéndose en el mismo lugar. Allí “el tercer beatle” comenzó su última obra, Brainwhased, - que yo he traducido como “cerebro borrado” en vez de “lavado”, que sería su traducción literal- y que desgraciadamente no pudo concluir. Marwa, significa matiz musical, color, en hindú. Fue escrita en la Collina.
Lo he imaginado, pero no pudo ser muy distinto. Tú recordarás Antonio, esa niebla y esa suave luz azulina que siempre se pasea por la superficie del lago. Si escuchas la canción es un blues con reminiscencias hinduistas, como si fuera un sitar. Está interpretada con una guitarra llamada Danelectro Coral Electric Sitar, de ahí ese sonido.
La mítica Fender Telecaster Rosewood que a todos nos cautivó y que Harrison usó en los álbumes Abbey Road y Let it be, la regaló cuando The Beatles desaparecieron.
Sin embargo, Harrison falleció en un Hospital de Los Ángeles cuando había acudido a hacer un tratamiento. Existe la viva controversia de si sus cenizas fueron esparcidas en el Ganges o en el jardín de la Collina.
Discúlpame por la extensión del comentario.


P.D. Por cierto, he indagado y Villa Collina d’Oro, actualmente está en venta.

June dijo...

George, para mi el mejor de los cuatro...Conde, ¿hacemos una recolecta y entre todos compramos la Villa?...Un saludo

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Pues no me parece mala idea, June. Dos opciones para vivir en el Trentino: comenzar la cuestación o esperar a que la crisis económica se agudice,hasta el punto que nos la regalen. Acabaríamos siendo vecinos de Villa Favorita y de la baronesa Tita Cervera.

Un besote.