viernes, julio 10, 2009

Aracné


Sabías que no me demoraría en besarte. Hubiera sido un fracaso por tu parte si yo me hubiera detenido. Inocente, no advertí que tu rueca no cesaba de girar y los hilos de tu seducción lo embalaban todo. Me negaste el dardo envenenado y no pude morir. En el suelo más sucio, me llevaste a mi primer subespacio. Herido, alzaba mis ojos. Se me permitía ver una fotografía del cosmos y unos títulos. The Stars. Les Étoiles. Die Sterne. Le Stelle…… las Estrellas.

5 comentarios:

Bel dijo...

Hace ¿cuántos años de aquel verano en que alguien me cantaba al oído esta canción? Y tal vez pueda recordar los años exactos, pero seguiré siempre haciéndome un lío entre Pablo Milanés y Silvio Rodríguez.
Una abraçada molt gran, benvolgut conde, i que tinguis un boníssim estiu.

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

pues te deseo que este verano oigas todas las "canciones" que tú quieras oir, Bel.
Que sea una "bella estate".

Un petó d'estiu.

Bel dijo...

Gracias, Conde. Por cierto, olvidé mencionarlo, muy sugerente el texto. Es, diríamos, una relectura posmoderna del cántico espiritual, el de Juan de la Cruz (aunque no lo parezca, sé lo que me digo).
Un altre petó d'estiu per tu.

Antonio Castellón dijo...

Hello, Daniel.
So what bad the Aracne! Not?
Did it she tangle you in his fabric then to make yourself left? Good topic that of Paul.

If already you go away, good summer!

PD.- Hey! Le dije al traductor que lo pusiera en catalá. Excuse me Conde.
Una abraçada.

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

No suelo frecuentar a San Juan de la Cruz, Bel; aunque le tengo gran consideración. Que le veas similitudes en mi texto, es un magnifico reconocimiento. Viniendo de una gran hispanista como tú, no dudo lo que dices. De mi mística se trata, en verdad.

Se feliz. Petons.







Saludos, Antonio. Una pregunta difícil de responder esa de si Aracné era una chica mala; imagino que cumplía su función en el destino de alguien.
En cuanto al “go away” de mi “summer” es más bien un “go” y un “come” intermitente. Mis veranos ya no se llevan. Son de sombrero de paja, hamaca, lecturas y refrescos periféricos. Las huidas severas quedan relegadas para otras bellas estaciones.
Intuyo que deberías cambiar de traductor. Sin embargo me parece hermoso que me hayas dedicado algunas palabras en catalán; eres un gran tipo. Tanto si “ahuecas” de Madrid como no, te deseo un feliz verano.
Un abrazo, amigo.