jueves, junio 25, 2009

Historia de un frágil bichito en el interior de una cueva dando vueltas alrededor de una piedra cerca del abismo del océano



Rodaba como muerto, de la cúspide hacia el valle. El párroco le aseveró de nuevo, que eran sus hermanos. Cuando le preguntaron que tal iba todo, él respondió que era feliz. Tardó en advertir que las miradas eran de cristal biselado y las frases vestían túnicas de lodo. Nadie le formuló ¿por qué ellos han de tener piedad de ti?.¿Por qué tu fracaso no ha de ser su única victoria? Otra vez, en la cumbre su silueta se dibujaba clara. Inocente. En la cima comprendió a deshora que aquellos hermanos no eran de madre alguna. Se oyeron disparos. Venían de atrás. No entendía por qué su cabeza estallaba. Cayó.

9 comentarios:

Antonio Castellón dijo...

Hola, Daniel.

Muy buenos recuerdos trae este vídeo de Yes, gracias. Me encanta sobre todo la voz de Anderson, bueno y las teclas de Wakeman y la guitarra de Howe, en fin, todo.
Pero a mí el calor me afecta negativamente, así que no me he enterado bien de qué va la historia del bichito, ni si tiene algo que ver con el vídeo. Muy bien escrito, como siempre, pero no le he cogido el tranquillo. Incluso pensé que hablabas de un espermatozoide...
Buenas noches, Conde.

(Sigo por aquí leyendo otras cosas, que creo que salgo en alguna jeje)

Andrea dijo...

Vaya, con ese título no podía dejar de pasar para ver de qué se trata pero, como Antonio, no capto demasiado bien el mensaje, es tal vez el fragmento de algún otro texto? De todas formas un estilo impecable, como siempre. Muy bueno el vídeo, siempre me gustó Yes. Un abrazo Daniel.

Anónimo dijo...

Por una extraña asociación de la mente me ha recordado alguna escena de Lawrence de Arabia... Por lo demás, me parece una alegoría de otra cosa que diestramente ignoramos. Muy buen regate el que nos haces en este micro.

Fran. (sólo a mí me puede pasar haber olvidado la contraseña google, cagen...)

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Antonio. Andrea. Que no se entienda, me parece de lo más lógico. La culpa es del calor; acaba ocasionándome diarreas mentales.
Intenté hacer un ejercicio a partir del título de la canción I get up, I get down (me levanto, me caigo) de Yes. Y de ahí una historia (quizás metáfora) sobre la inconveniencia de ser feliz y además decirlo. Algo -creo- que no es nada aconsejable. Muchos no te lo perdonan.

Lo del titulo, Andrea, todavía es peor. Como no sabia como titularlo, se me ocurrió una amalgama heterogénea entre referencias de Yes y Pink Floyd.
Gracias a los dos y gracias, por vuestra paciencia, amigos.

MGJuárez dijo...

Eps!... No digas eso -de no poder decir sobre la felicidad propia-; yo me siento estos días muy, pero que muy contenta (y feliz....)Entro, leo, releo, aprendo, anoto, sumo y sigo. Y comparto. ¿Con quién? Pues con todo áquel/a que se me acerca y comparte también -de alguna manera- de forma directa o indirecta.

Por cierto, ¡tengo un libro! de la biblio de Mataró, jajajajaja, creo te he pillado la vez. Nada que ya empiezo a leer sobre esas culturas de nuestros ancestros... los mesopotámicos.

Un gran abrazo, y a seguir escribiendo, que aunque no comente siempre, entro y leo. :)))

Petonets amic meu!
Montse.

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Lawrence de Arábia dices, Fran?…..mejor Beau Geste. …..lo que dije, los golpes de calor son muy malos pa mi coco. En cuanto a las contraseñas, -si te sirve de consuelo-, en breve constaré en el Guinness como récord de passwords olvidadas. Gracias por pasarte, es un placer departir contigo por aquí y por allí.


Pues me alegro que te sientas feliz, Montse. Pero no todo el mundo es igual. Desgraciadamente existe gente que está hecha de ortigas por dentro.
Mataró me queda relativamente cerca. Tendré que correr para pedir “tanda”. De ello depende que mi interminable work in progress, avance. Estoy embarrancado entre el Tígris y el Eúfrates.
Molts petonets, amiga.

June dijo...

Tienes razón, hay gente que no perdona...y Yes,.. es favuloso...Un abrazo y cuida las diarreas mentales veraniegas, muchas veces, bien dirigidas dan sus frutos. Saluditos.

June dijo...

Conde, ¿No me dices nada de mi "fabuloso" con V?...Es que no estás puesto...

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Pues razón tienes..no había visto el comentario….... los facultativos me han recetado arroz hervido y aspirinas….¡fafuloso!