lunes, junio 08, 2009

Copas y Jazz



Sándalio!! Qué pasa nene!...ahí estaba. Jovial y divertido como siempre. Con sus chistes y ocurrencias inteligentes. Impecablemente vestido. Mi amigo era muy atractivo; iba siempre a la última y con un gusto excelente. Me presentó a su nueva novia, un bellezón sevillano. Les preparé un dry martini -siguiendo rigurosamente la receta de Luís Buñuel- y puse algo de Miles Davis sobre el Garrad. Las cosas marchaban bien. Acababa de adquirir una deslumbrante y potente Norton Comando. - ¡Ray Charles actúa en Sitges! Tengo entradas, ¿vendrás, no?- preguntó. Contó que al día siguiente iba a Viella a no sé qué.
Dos días después tuve noticias, de nuevo, de él. Pero no era su voz. Era alguien desde el Hospital de Lérida. Lo habían recogido en la carretera del Pont de Suert. Hacía unas horas que había muerto. Era mi amigo.

5 comentarios:

Lena dijo...

Sea ficción o realidad, me dejó aplastada.

:(

Abrazo.

Elvira Rebollo dijo...

Impresionante cómo en tan sólo 14 líneas se puede crear una profunda historia con personajes tan bien definidos.
Me fascinó, me enamoró.

June dijo...

El texto me recuerda realidades cercanas...Triste y tágico, Conde...Un abrazo Conde.

Antonio Castellón dijo...

Como ya ha dicho Elvira, impresionante. No sé por qué se me ocurre definirla como una historia en "zig-zag", como la misma vida.

Gracias, Daniel.
Un abrazo.

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

- Un poco de todo, Lena.


- Gracias por tu fascinación, Elvira.

- June, lo siento. A mi siempre me gustó viajar en moto;… pero.

- Saludos Antonio, gracias.