jueves, enero 01, 2009

A Bettie Page



¿Qué habría sido de nosotros? si Jerry no hubiera descendido las escaleras para cavilar y observar a las gaviotas y no te encontrara aquel mediodía en la playa de Coney Island, paseando entre esqueléticas fantasías, cementerios de idilios pasados y los arenales desolados de aquel ayer del ayer. Solitaria, los fotografiados newyorkers por Weegee ya no estaban, ni su ingenua alegría tampoco. Hubiera sido genial que hubiese sido así todo el tiempo. Tu nunca fuiste una de esas aburridas y bobas Miss Coney que solo buscaban un novio rico. Nosotros, los pocos, los pocos muchos, los muchos, que desafiantes soñaron contigo, a pesar de la amenaza de los que no dejan soñar a nadie, no te postergaremos. Eres de esa clase de flores que no se marchitan jamás.

4 comentarios:

Antonio Castellón dijo...

Gracias, amigo, por este homenaje a la inolvidable Bettie Page.
Sin duda fue la pin-up que más sueños creó en aquellas generaciones y en otras posteriores.
Afortunadamente, su escuela no quedó vacía, y hoy podemos solazarnos, por ejemplo, con la hermosa y chispeante Jewell Marceau (mi preferida).

Un saludo para la bella Bettie. Mi deseo es que tenga un buen viaje hacia el infinito. Su imagen se queda para siempre con nosotros.

Otra vez, feliz año.

efe dijo...

Aún todavía admiramos a Bettie Page.Todavía su fotografía e ideales tienen frescura.
Bonito recuerdo.
Un saludo.
efe

LETRAWEB dijo...

Es una entrada muy bella. Feliz 2009 amigo, todo lo mejor para este año que comienza.

Un abrazo!

PD: Gracias.

Daniel Damián ( Conde de Galzerán) dijo...

Saludos Antonio. Sin duda la Page abrió caminos, aunque le hicieran la vida imposible los McCarthyanos y demás fauna. A Marceau la encuentro más explicita; cosa que no encuentro nada mal y que es lógico con la evolución de nuestros tiempos.




Razón tienes, Efe. Aunque ahora veamos sus imágenes un tanto inocentes, sin duda, están hechas con ganas de romper los moldes de aquél entonces.


Feliz 2mil9, Martha. Te debo una visita concienzuda a tu página.
Besos caribeños, amiga.